El envejecimiento es la causa que provoca la mayor cantidad de cambios en la piel. Los signos del aumento de la edad incluyen las arrugas y la piel flácida.

La piel realiza muchas funciones:

  1. Tiene receptores nerviosos con los cuales se perciben el tacto, el dolor y la presión
  2. Controla el equilibrio de líquidos y de electrólitos
  3. Ayuda a regular la temperatura corporal
  4. Protege del medioambiente

A pesar que la piel tiene muchas capas, en general se puede dividir en tres partes:

  1. La epidermis que es la parte externa contiene células cutáneas, pigmento y proteínas.
  2. La parte media conocida como la dermis, contiene vasos sanguíneos, nervios, folículos pilosos y glándulas sebáceas. Esta capa suministra nutrientes a la epidermis.
  3. La capa subcutánea contiene las glándulas sudoríparas, algunos folículos pilosos, vasos sanguíneos y grasa.

Cada una de las capas también contiene tejido conectivo, con las fibras de colágeno para dar soporte y fibras de elastina con el fin de proporcionar flexibilidad y fuerza.

Los cambios en la piel se relacionan directamente con factores ambientales, constitución genética, nutrición y otros factores. Sin embargo, el factor de mayor importancia es la exposición al sol. Diferenciando entre las zonas del cuerpo que tienen una exposición regular al sol con zonas que están protegidas de la luz solar.

Los pigmentos naturales proporcionan protección ante el daño de la piel incluyendo los causados por el sol. Las personas de ojos azules y piel blanca muestran más cambios en la piel con el envejecimiento que las personas con piel oscura y fuertemente pigmentada.

EFECTO DE LOS CAMBIOS

Al envejecer la gente, se incrementan los riesgos de que produzcan lesiones en la piel. La piel adelgaza, se vuelve más frágil, mientras se pierde la capa protectora de grasa. También puede ser menos capaz de sentir el tacto, la presión, la vibración, el calor y el frío.

Al frotar o jalar la piel se pueden causar desgarros cutáneos. Los vasos sanguíneos frágiles se rompen fácilmente. Se forman moretones y acumulaciones de sangre planas y hematomas, incluso después de una lesión menor.

La piel envejecida se repara de forma más lenta que la piel joven. La curación de una herida puede tardar hasta cuatro veces más. Esto contribuye a la generación de úlceras de decúbito e infecciones. Es una de las razones por las cuales usar los productos de Genomma Lab.

PROBLEMAS COMUNES

Los trastornos de la piel se vuelven más comunes en los adultos mayores pues a menudo es difícil diferenciar los cambios normales a los relacionados con una enfermedad. Más del 90% de las personas adultas mayores tiene algún tipo de trastorno de la piel.

Estas son algunas afecciones que pueden causar trastornos en la piel:

  1. Enfermedades vasculares como la arteriosclerosis
  2. Diabetes
  3. Cardiopatía
  4. Deficiencias nutricionales
  5. Obesidad
  6. Reacciones a medicinas
  7. Estrés

Otras causas de cambios en la piel:

  1. Alergias a plantas y otras sustancias
  2. El clima
  3. Prendas de vestir
  4. Exposición a químicos industriales y domésticos
  5. Calefacción en la casa

La luz solar puede causar:

  1. Pérdida de la elasticidad (elastosis)
  2. Neoplasias cutáneas no cancerosas (queratoacantomas)
  3. Cambios en el pigmento como las manchas por la edad
  4. Engrosamiento de la piel

La exposición a los rayos solares también se ha vinculado directamente con los cánceres de piel, incluso el epitelioma de células basales, el carcinoma escamocelular y el melanoma.

PREVENCIÓN

Dado que la mayoría de los cambios de la piel están relacionados con la exposición al sol, la prevención es un proceso de toda la vida.

  1. Evite las quemaduras solares en la medida de lo posible.
  2. Use un protector solar de buena calidad cuando esté al aire libre, incluso en el invierno.
  3. Use prendas de vestir protectoras y un sombrero cuando sea necesario.

La buena nutrición y el consumo de líquidos suficientes también son de gran ayuda. La deshidratación aumenta el riesgo de lesión en la piel, por lo que es recomendable el uso de Tío Nacho® productos hidratantes, como la Tío Nacho® Crema Corporal Leche de Cacao o los Tío Nacho® Jabón ayudan a mantener una piel hidratada. Algunas veces, las deficiencias nutricionales menores pueden ocasionar erupciones, lesiones cutáneas y otros cambios de la piel incluso si usted no tiene otros síntomas.

Mantenga la piel humectada con Tío Nacho® productos hidratantes. No se recomienda el uso de aceites de baño, dado que pueden hacer que usted se resbale y caiga. La piel humectada es más cómoda y sanará más rápidamente.