Piel hidratada - Genomma Lab

¿Por qué hay que tener la piel hidratada?

El agua es un elemento vital para nuestro organismo y particularmente para nuestra piel, el cuerpo humano se compone en un 70% de agua; lo que permite que nuestras células utilicen los nutrientes, minerales y elementos químicos valiosos para los procesos biológicos; es la encargada de que nuestra piel se encuentre sana, pues la deshidratación es la causa principal por la que aparecen arrugas y de la falta de vitalidad.

Seguramente han escuchado muchas veces, acerca de la importancia de mantener la piel hidrata y nutrida, pero…

¿Cuál es la diferencia entre hidratación y nutrición?

Al hablar de hidratación hablamos de agua. Así como nuestro cuerpo necesita líquidos, nuestra piel requiere de hidratación constante para mantener y restablecer los niveles óptimos de agua. El cuerpo humano la produce y la retiene de forma natural, pero al paso de los años va perdiendo esa habilidad, lo que genera que los niveles de hidratación se vean afectados.

De la misma forma hay que tomar en cuenta que cambios drásticos en la temperatura del viento y el sol hacen que el agua se evapore rápidamente de la piel, acelerando el proceso de envejecimiento e incrementa el riesgo de presentar problemas en el cutis como manchas e imperfecciones. Para evitar la deshidratación de la piel, es sumamente importante que se le ayude de forma externa aportándole cuidados por medio de cremas hidratantes, que ayuden a restablecer los niveles idóneos de agua vitaminas y minerales.

Una buena crema hidratante como Tío Nacho® Crema Corporal Leche de Coco, es el secreto para mantener la piel joven y hay que mantenerla siempre bien hidratada, aunque las necesidades de la piel van cambiando de acuerdo a la edad, a partir de los cuarenta años debes complementar tu crema hidratante con una crema nutritiva que puedes encontrar en la gama de productos Tío Nacho®.

¿Por qué?

La nutrición es el equivalente al alimento para nuestra piel, cuando se nutre adecuadamente se fortifica la barrera de protección natural, consiguiendo una piel tersa y protegida; es decir alimentada correctamente. Es por eso que para combatir los signos del envejecimiento, las arrugas y la falta de elasticidad, densidad y firmeza es fundamental utilizar cremas que lleven un plus de nutrientes. Las cremas Tío Nacho® aportan las sustancias nutritivas naturales necesarios para que la piel mejore visiblemente su apariencia y puedas conseguir un rostro sano, con energía, radiante y más joven.

Si quieres presumir de una piel perfecta, es recomendable crear una rutina diaria de cuidados que te permita mantener una piel bonita y saludable

Estos son algunos consejos para una piel saludable:

  1. Limpia tu piel.

La base es una buena higiene, por lo que no se debe olvidar limpiar la piel todos los días en la mañana y por la noche. Sin olvidar aplicar Tío Nacho® Crema Corporal Leche de Coco para una hidratación profunda.

  1. ¿Sabías que no es lo mismo hidratar que mantener la hidratación en la piel?

Del 70% del agua que posee nuestro cuerpo, entre el 10% y el 20% se encuentra en nuestra piel, lo que le ayuda a ser más flexible, firme y elástica. Con el pasar de los años este porcentaje se va reduciendo y la capacidad de retener agua disminuye; la piel es más susceptible a la resequedad, comienza a perder elasticidad, comenzando a adquirir un aspecto áspero, apagado y seco, lo que la hace más vulnerable a los agentes externos.

Para conseguir una piel vital y fresca, es de suma importancia la aplicación de cremas hidratantes que ayuden a devolverle su equilibrio de humedad, que de igual forma aporte cuidados específicos.

Las Cremas hidratantes Tío Nacho® de Genomma Lab están formuladas con los mejores productos naturales como la Jalea Real para retener la humedad de la piel, ayudando a regenerar la piel seca, envejecida, sensible, mientras humecta a profundidad.

¿Quées la Jalea Real?

La Jalea Real es una de las sustancias más nutritivas de la naturaleza que ayuda a retardar el proceso de envejecimiento de la piel y a mejorar su hidratación y elasticidad.

¿Cómo se hidrata la piel?

Para mantener la piel hidratada correctamente se debe proporcionar agua a nuestra piel. Por lo que se aconseja que este proceso de aporte de agua se haga de distintas formas.

  1. La hidratación de la piel debe hacerse tanto en el exterior como en el interior. Desde el exterior se hará con el uso de cremas hidratantesTío Nacho® que aportan la combinación necesaria para mantener la piel sana, suave y luminosa. Desde el interior se realiza con el hábito de beber un mínimo de ocho vasos de agua al día aunque si es más, mejor.
  2. Es importante mantener una alimentación completa, variada y balanceada. Los productos y rutinas que hidraten la dermis son muy importantes.
  3. Usar productos hidratantes acorde con las necesidades de cada uno es básico. Es muy importante saber qué tipo de piel tenemos y tenerlo en cuenta a la hora de elegir o comprar cremas.
  4. La piel de la cara es la más sensible de todo el cuerpo, por eso, la rutina de limpieza facialdebe incluir siempre la hidratación ya que refresca y relaja el rostro.
  5. Evita la exposición prolongada al sol, sobre todo en épocas de calor como el verano, ya que perdemos sales y líquidos con la transpiración, sin olvidar la aplicación de bloqueador solar como protección ante los rayos UV.
  6. Para que las rutinas que llevemos a cabo sean más efectivas hay que tener en cuenta cuáles son los mejores momentos para hidratar la piel y. Los momentos perfectos para hidratar la piel mediante cremas son por la mañana y por la noche. Por la mañana será tras levantarse de la cama y antes de empezar la rutina diaria y por la noche, justo al final del día. Siempre con la cara totalmente limpia para que no haya ninguna partícula de suciedad que impida una completa penetración del producto Tío Nacho® hidratante.

Una correcta hidratación aumenta la eficacia de los tratamientos específicos.

Cuanto más hidratada esté la piel, mayor va a ser la eficacia de los productos específicos y además vamos a necesitar menos cantidad de crema, por lo que las ventajas se multiplican.

El Resultado piel sana y radiante.

Algo muy importante que no se puede olvidar al elegir tu crema Tío Nacho® es que cada tipo de piel tiene necesidades diferentes, por lo que se debe elegir el producto Tío Nacho® adecuado que se adapte a las necesidades específicas de cada uno. Una piel grasa no necesita el mismo tipo de cuidados que una piel seca, sin olvidar que la edad es siempre un factor determinante en la elección de cualquier tratamiento o aplicación de rutina de cuidados en la hidratación de la piel